Conocer mujeres solas conoces

Esa fuerza poderosa es el impulso sexual. El deseo de tener relaciones sexuales es algo que Dios creó dentro de nosotros. No es sucio ni malo. El deseo sexual fue idea de Dios—no nuestra.

Los varones son estimulados visualmente

Las diferencias y la magia entre el amor y el sexo Hay dos emociones muy fuertes que tenemos los humanos: el amor y el ambición sexual. También se puede tener un encuentro sexual sin amor. Pero frontal tengamos claro qué es deseo venéreo y qué es amor. El ambición sexual es una mezcla de lujuria y pasión. Es una atracción venéreo basada en el placer, el cuerpo y lo carnal.

165166167168169170171