El hombre - 19272

Acción de comunicarse en tono sexual a través de un dispositivo tecnológico. Peatones arrollados por cruzar distraídos, parejas destruidas por el historial de conversaciones, pretendientes ahuyentados por los estragos del doble check Lo dice un estudio realizado por Ashley Madison autodefinida como la web líder en contactos extramatrimoniales que demuestra que la app no sólo no ha acabado con las relaciones sexuales sino que las ha reinventado: el whatsapp es la nueva webcam. Sujetadores que se desabrochan frente al amor verdadero y orgasmos a control remoto nos habían puesto sobre aviso: los tiempos han cambiado. Y no es que las parejas hayan perdido su interés por verse las caras mientras charlan Su universalidad. Sus usuarios pueden intercambiar mensajes -de la índole que sea- en cualquier momento y lugar del mundo. Así es, nosotras tenemos la funda de iPhone con orejas y ellos el lenguaje emoji.

Primero: soltá los prejuicios

Todas las personas la tenemos, y tampoco qué hablar de las mujeres, que tenemos muy afinada la intuición y nos ganamos esa fama desde tiempos inmemoriales. Porque, aunque queramos ocultar ciertos rasgos, la realidad es que, vayamos a donde vayamos y estemos cheat quien estemos, nunca dejamos de anatomía nosotras. La mente no puede enmascarar nuestra esencia; es como si hubiera un cartel de neón sobre nuestra cabeza que indica nuestra verdad. Puede sonar loco o apresurado, pero, en el fondo, sabemos que es así. La noticia es que, siguiendo estos patrones, seguiremos andando por el mismo camino. Es cierto que en una cita inicial podemos descubrir mucho del hombre que tenemos sentado enfrente, empero no de la manera en que estamos acostumbradas. En la medida en que se pueda, liberate de los prejuicios. Sacale la carga de anatomía un gran conversador, que te haga reír, sea canchero, tenga un altitud cultural de diez o sea un dios en la cama.

El hombre esporadico

Nuestra forma de caminar predice el tiempo que viviremos

Accessibility links

Amusement over. De nuevo, en la misma discoteca, se abre el telón: un chico fija su mirada en algún que le gusta, la chica despliega sus encantos, coquetea mientras habla y vuelve a buscar su mirada, el chico fantasea con la chica y ella con él, hasta que individuo de los dos se acerca, hablan, se ríen, se gustan, se desean. La película se llama: Juegos de seducción. El sexo puede ser eso, sólo sexo, o lo podemos escoltar de erotismo. Se puede llegar a creer que la falta de lascivia en la pareja es algo que sucede con el tiempo, pero denial es así, muchos hombres y mujeres nunca han experimentado con el lascivia en los encuentros sexuales. Una galán que acudió a la consulta aquejada de falta de deseo, nunca durante sus diez años de matrimonio, habían recurrido a la seducción, solo se encontraban sexualmente cuando alguno de los dos, necesitaba saciar su necesidad hormonal, con el tiempo la frecuencia venéreo disminuyó de tal forma que perdieron su deseo y no encontraban bienes para incentivarlo. Podríamos afirmar entonces, que la atracción sexual es natural, fault embargo, la seducción, es un ceremonial, un arte de cortejo para actuar la conquista del otro, cultivando el deseo con nuestros recursos, intentando llamar la atención de quien nos gusta, conectando, ligando..

106107108109110111112